Sinopsis
Sinopsis
 

ECOMODA



 

Betty fue, por largo tiempo, un Patito Feo, pero ahora está viviendo el cuento de hadas que siempre soñó. De secretaria ha pasado a ser la presidente de la prestigiosa casa de modas, Ecomoda . Está casada con Armando, su antiguo jefe, y tiene una hija de un año de edad. Sus fantasías se han vuelto realidad y Eco Moda es su segundo hogar. Sin embargo, debido a los cambios económicos que afectan a América Latina, Eco Moda busca expandir sus operaciones más allá de las fronteras colombianas.

Así llegan nuevos socios a la empresa para desarrollar planes y estrategias. Una de ellas es la mexicana Gabriela, quien es muy influyente en el mundo de la moda. Además, Gabriela es bellísima y esto despierta la, aún no superada, inseguridad de Betty. No sólo teme, Beatriz, que su marido vuelva ser el mujeriego de antes, pero también desconfía de los motivos ocultos de Gabriela.

Kenneth es un especialista de modas de los Estados Unidos. Al unirse al equipo de Eco Moda demuestra ser un ejecutivo exigente e instituye muchos cambios en la compañía. Los empleados se resisten a estos cambios. Los planes de Kenneth de abrir una filial de la empresa en USA, provoca la competencia entre empleados que antes se profesaban amistad, ya que todos quieren ser parte de este nuevo negocio y ascender en la compañía.

Natasha, la nueva secretaria ejecutiva también causa conmoción al convertirse en el centro de la atención de los empleados varones. Con todos estos cambios, Betty espera que ocurra lo peor, no sólo en el área profesional, sino también la emocional.

Gabriela Garza (Lorena Meritano) es la nueva preocupación de la presidente de Ecomoda, Beatriz Pinzón Solano (Ana María Orozco), ahora De Mendoza, quien luego de un año al frente del cargo, ha logrado estabilizarla económicamente, a pesar de la continúa desconfianza de Daniel Valencia (Luis Mesa). Pero a pesar de su enorme belleza, esta brillante ejecutiva mexicana de reconocimiento internacional en el ámbito textil en lo último que está pensando es en conquistar a los hombres de Ecomoda, pues considera que lo único que le puede producir satisfacción es su trabajo. Gabriela y el sicorrígido Kenneth Johnson (Geoffrey W. Deakin) se convertirán así en el dolor de cabeza del Cuartel de las Feas, las únicas que no han advertido la magnitud de los cambios en Ecomoda, y de la misma Beatriz, quien algunas veces los verá como la razón de sus disgustos con Don Armando (Jorge Enrique Abello), que dicho sea de paso se ha convertido en un hombre fiel y entregado por completo a su hija Camila (Daniela Yepes). 

 La vida familiar de cada uno también ha cambiado, Julia de Pinzón (Adriana Franco) pasa sus días en casa de su hija para dedicarse al cuidado de su nieta, Nicolás Mora (Mario Duarte) trata por todos los medios de desprenderse de los extremos cuidados de su madre y Aura María (Stephania Gómez), Sandra (Marcela Posada) y Mariana (María Eugenia Arboleda) comparten un apartamento. Todos parecen estar felices, menos Don Armando quien siente que entre sus suegros, Nicolás y el Cuartel, que lo siguen viendo como un Don Juan. Un mal presagio teniendo en cuenta que Mario Calderón (Ricardo Vélez) regresa a sus vidas luego de deambular por el mundo sintiéndose muy solo, aunque ni el mismo reconoce esta debilidad. Quizá Mario encuentre nuevos atractivos que lo hagan volver a Ecomoda, como Natasha Gutiérrez (Laura Suárez), la nueva secretaria y cuyo mayor éxito radica en la manipulación del sexo masculino y en ser ‘ficha clave’ de Gabriela. Ella es un demonio con apariencia de ángel que siempre tiene un as bajo la manga.

 

Cerrar Ventana