Sinopsis
Sinopsis

LAS JUANAS



En su lecho de muerte, Rosaura le confiesa a su hija Juana Valentina que no es hija del difunto Gonzalo Echenique sino de un hombre llamado Calixto que conoció en una noche de luna llena, música y ron y que al marcharse sólo le dejo el recuerdo de sus caricias y a Juana Valentina en el vientre. Lo único que sabía de él era, que era casado, que su madre se llamaba Juana, que venía de Sincelejo y tenía una mancha en forma de pescado en una nalga. Muerta su madre, Juana Valentina sale para Sincelejo en busca de su verdadero padre, en compañía de Teresalsura, su fiel y abnegada empleada. Calixto Salguero resulta ser un hacendado dedicado a su trabajo y casado con doña “Doña”, una clásica matrona costeña quien ignora sus andanzas de juventud.

Cuando Juana Valentina llega a la casa de Calixto, es recibida por el hijo de este, Rubén, el hombre más encantador que ha conocido en su vida, el mejor vestido y el más caballeroso. De inmediato se gustan y no lo disimulan.

Al llegar Calixto viene traumatizado pues le ha caído un rayo y milagrosamente se ha salvado. Juana le hace saber que ella es su hija, y que tiene la misma mancha que él, en la nalga. Calixto, convencido que el rayo fue un aviso divino y que Dios lo mandará al infierno si no repara sus faltas, confiesa que sí conoció a la madre de Valentina, que ella no es su única hija natural, y que debe buscar, encontrar y reconocer a los otros hijos. Desde ese momento Doña, profundamente ofendida, se niega a hablar con su marido y contrata un vocero para dirigirse a el.

Jeremías, íntimo amigo de Calixto, es encargado de buscar a los hijos faltantes y Juana Valentina lo acompaña en su misión hasta descubrir que no son cuatro hijos sino cuatro hijas. Las Juanas.

Las cinco hermanas terminan viviendo en casa de su padre y Doña decide hacer hasta lo imposible por desterrar a las intrusas. Las cinco Juanas terminan conformando un grupo único y Valentina se convierte en su líder, protegiéndolas y velando por sus derechos. Las cosas comienzan a cambiar pues Calixto, que adora a su hija mayor y quiere lo mejor para ella, decide buscarle un buen marido, sin sospechar siquiera que ella conserva la esperanza de su amor con Rubén. Doña a su vez, le insiste a Rubén para que se case con su novia María Delia. Aquí comienza una difícil y divertida historia de amor.



Cerrar Ventana